Poner la mano en el fuego

Poner la mano en el fuego es sin lugar a dudas una de esas frases hechas con un origen un “poquillo” salvaje, esas pruebas de la edad media que consisten en aguantar con la mano hierros candentes es una verdadera burrada, pero bueno esto del origen lo podéis leer un poco más adelante. (más…)