Refranes


¿Qué son los refranes?

Los refranes son dichos populares en una frase con un cierto ritmo (o versos asonantes o consonantes) y muy fáciles de recordar. Los refranes suelen encerrar un consejo o una moraleja.

Refranes que empiezan con A

A barriga llena, corazón contento
A buen entendedor, pocas palabras bastan
A caballo regalado, no le mires el diente
A cada cerdo le llega su San Martín
A cada uno lo suyo
A Dios rogando y con el mazo dando
A enemigo que huye, puente de plata
A falta de pan, buenas son tortas
A grandes males, grandes remedios
A la cama no te irás sin saber una cosa más
A la ocasión la pintan calva
A la tercera va la vencida
A la vejez, viruelas
A lo hecho, pecho
A lo que está de moda, todo el mundo se acomoda
A los amigos, hay que cuidarlos
A mal tiempo, buena cara
A nadie le amarga un dulce
A nadie le parecieron sus hijos feos
A palabras necias, oídos sordos
A perro flaco, todo son pulgas
A quien Dios no le da hijos, el diablo le da sobrinos
A quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga
A quien madruga, Dios le ayuda
A rey muerto, rey puesto
A río revuelto, ganancia de pescadores
A tal señor, tal honor
Abogado joven, pleito perdido
Abril, aguas mil
Afortunado en el juego, desgraciado en amores
Agua corriente no mata a la gente
Agua pasada no mueve molino
Al enemigo ni agua
Al final todo se sabe
Al gallo que canta, le aprietan la garganta
Al niño, mientras crece, y al enfermo, mientras adolece
Al pan, pan, y al vino, vino
Al que le pique, que se rasque
Al villano, dadle el dedo, y se tomará la mano
Algo tendrá el agua cuando la bendicen
Amigo de Santo Tomás, siempre tomas y nunca das
Amigo por interés no dura porque no lo es
Amigos, hasta en el infierno
Amor con amor se paga
Amor de padre, que todo lo demás es aire
Amor y celos, hermanos gemelos
Amor y dinero nunca fueron compañeros
Amores reñidos son los más queridos
Ande yo caliente, y ríase la gente
Año bisiesto, año siniestro
Año de nieves, año de bienes
Año nuevo, vida nueva
Ante la duda, abstente
Antes de hacer nada, consúltalo con la almohada
Antes es la obligación que la devoción
Antes se coge al mentiroso que a un cojo
Aprendiz de mucho, maestro de nada
Arrieros somos, y en el camino nos encontraremos
Aunque la mona se vista de seda, mona se queda
Aunque seas muy sabio y viejo, no desdeñes el consejo
Ave que vuela a la cazuela
Ayúdate, y te ayudaré

Refranes que empiezan con B

Bicho malo nunca muere
Bien está lo que bien acaba

Refranes que empiezan con C

Caballo grande, ande o no ande
Cada cosa a su tiempo
Cada cosa en su sitio, y un sitio para cada cosa
Cada día que amanece, el número de los tontos crece
Cada loco con su tema
Cada maestrillo tiene su librillo
Cada oveja con su pareja
Cada palo aguante su vela
Cada uno en su casa, y Dios en la de todos
Cada uno lleva su cruz
Cada uno sabe dónde le aprieta el zapato
Cada uno se conoce por sus obras
Cada uno tiene lo que se merece
Camarón que se duerme se lo lleva la corriente
Cobra buena fama y échate a dormir
Como siembres, recogerás
Compartir es vivir
Con el amor no se juega
Con el roce, nace el cariño
Con la intención basta
Con pan y vino se anda el camino
Conócete a ti mismo
Contigo, pan y cebolla
Contra el vicio de pedir, la virtud de no dar
Costumbres y dineros hacen a los hijos caballeros
Cría cuervos, y te sacarán los ojos
Cualquier tiempo pasado fue mejor
Cuando el río suena, agua lleva
Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar
Cuando una puerta se cierra, otra se abre
Cuanto más viejo, más pellejo
Culo de mal asiento, no acaba cosa ninguna y empieza ciento
Culo veo, culo quiero

Refranes que empiezan con D

¿Dónde va Vicente? Donde va la gente
Dame gordura, darte he hermosura
Dame y te daré
Dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios
De casta le viene al galgo el ser rabilargo
De desagradecidos está el infierno lleno
De donde no hay no se puede sacar
De grandes cenas están las sepulturas llenas
De ilusión también se vive
De lo que se come se cría
De los amigos me guarde Dios, que de los enemigos me guardo yo
De los cuarenta para arriba, no te mojes la barriga
De noche, todos los gatos son pardos
De perdidos, al río
De quien mucho miente, huye la gente
De tal palo, tal astilla
De todo hay en la viña del Señor
Del amor al odio hay un paso
Del árbol caído, todos hacen leña
Del dicho al hecho hay gran trecho
Dentro de cien años, todos calvos
Desgraciado en el juego, afortunado en amores
Desnudar un santo para vestir otro
Despacio y buena letra, dice el maestro en la escuela
Dicho y hecho
Diciendo las verdades se pierden amistades
Dime con quién andas, y te diré quién eres
Dime de qué presumes y te diré de qué careces
Dinero llama dinero
Dios aprieta, pero no ahoga
Dios los cría, y ellos se juntan
Divide y vencerás
Donde dije digo, digo Diego
Donde fueres, haz lo que vieres
Donde hay amor, hay dolor
Donde hay confianza, da asco
Donde hay patrón, no manda marinero
Donde hubo fuego, siempre quedan rescoldos
Donde las dan, las toman
Donde menos se piensa salta la liebre
Donde no te llaman, ¿qué querrán?
Dos es compañía, tres es multitud
Dos no riñen, si uno no quiere
Dos que duermen en un colchón, se vuelven de la misma condición

Refranes que empiezan con E

El aceite de oliva todo mal quita
El amor es ciego
El amor tiene razones que la razón no entiende
El avaro, cuanto más tiene, más quiere
El bien viene andando; el mal, volando
El buen cirujano corta por lo sano
El buen saber es callar, hasta ser tiempo de hablar
El buen vino no ha menester pregonero
El burro delante, para que no se espante
El casado, casa quiere
El comer y el rascar, todo es empezar
El fin justifica los medios
El hábito no hace al monje
El hambre agudiza el ingenio
El hambre es mala consejera
El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra
El hombre propone, y Dios dispone
El hombre y el oso, cuanto más feo, más hermoso
El maestro Ciruela, que no sabía leer y puso escuela
El muerto, al hoyo, y el vivo, al bollo
El mundo es un pañuelo
El perro del hortelano, que ni come ni deja comer
El pez grande se come al chico
El primer paso es el que cuesta
El que al cielo escupe, en la cara le cae
El que algo quiere, algo le cuesta
El que avisa no es traidor
El que busca, halla
El que espera, desespera
El que la hace, la paga
El que la sigue, la consigue
El que mucho corre, pronto para
El que no corre, vuela
El que no llora, no mama
El que no se consuela es porque no quiere
El que no trabaja, no come
El que parte y reparte, se queda con la mejor parte
El que quiera peces, que se moje el culo
El que rompe, paga
El que tiene boca, se equivoca
El que tuvo, retuvo
El que venga detrás, que arree
El saber no ocupa lugar
El sabio siempre quiere aprender, el ignorante siempre quiere enseñar
El tiempo es oro
El tiempo lo dirá
El tiempo pone a cada uno en su sitio
El tiempo todo lo cura
El vicio turba el juicio
En boca cerrada, no entran moscas
En casa del herrero, cuchillo de palo
En el país de los ciegos, el tuerto es rey
En la guerra y en el amor, todo vale
En la mesa de San Francisco, donde comen cuatro comen cinco
En la mucha necesidad, se conoce al amigo de verdad
En martes, ni te cases ni te embarques
En todas partes cuecen habas
Encender una vela a Dios y otra al diablo
Entre col y col, lechuga
Entre padres e hijos, hay litigios
Entre padres y hermanos, no metas las manos
Éramos pocos, y parió la abuela
Es buena noticia el que no las haya
Es de bien nacidos ser agradecidos
Es la gota que desborda el vaso
Es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el Reino de Dios
Es peor el remedio que la enfermedad
Escoba nueva barre bien

Refranes que empiezan con G

Galgo que muchas liebres levanta, ninguna mata
Gallina que no come, no pone
Gallina vieja hace buen caldo
Gallo que no canta, algo tiene en la garganta
Gato con guantes no caza ratones
Gaviotas en tierra anuncian temporal fuera
Genio y figura, hasta la sepultura
Gota a gota, la mar se agota
Gusta lo ajeno más por ajeno que por bueno

Refranes que empiezan con H

Hablando del rey de Roma, por la puerta asoma
Hablando se entiende la gente
Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo
Hasta el rabo, todo es toro
Hasta la muerte, todo es vida
Hay más días que longanizas
Hayamos paz y moriremos viejos
Haz bien y no mires a quién
Hermano, bebe, que la vida es breve
Hombre prevenido, vale por dos
Honra y provecho no caben bajo el mismo techo
Hoy por ti, mañana por mí
Huir del fuego para caer en las brasas

Refranes que empiezan con I

Ir por lana y volver trasquilado
Ira de hermanos, ira de diablos

Refranes que empiezan con J

Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como
Juego y bebida, casa perdida

Refranes que empiezan con L

La avaricia rompe el saco
La cabra siempre tira al monte
La cara es el espejo del alma
La curiosidad mató al gato
La esperanza es lo último que se pierde
La excepción confirma la regla
La experiencia es la madre de la ciencia
La fe mueve montañas
La guerra engendra guerra
La hermosura poco dura
La información es poder
La letra con sangre entra
La mala hierba crece mucho
La manzana podrida pierde a su compañía
La música amansa las fieras
La ocasión hace al ladrón
La peor gallina es la que más cacarea
La perseverancia todo lo alcanza
La primavera la sangre altera
La procesión va por dentro
La sangre sin fuego hierve
La suerte de la fea, la bonita la desea
La suerte está echada
La unión hace la fuerza
La venganza es un plato que se sirve frío
La verdad es amarga
La vida no es un camino de rosas
Ládreme el perro, y no me muerda
Las apariencias engañan
Las comparaciones son odiosas
Las cosas de palacio van despacio
Las cuentas claras, y el chocolate espeso
Las desgracias nunca vienen solas
Las malas noticias vuelan
Las paredes oyen
Las prisas nunca son buenas
Lección bien aprendida, tarde o nunca se olvida
Libro prestado, libro perdido
Lo barato sale caro
Lo bueno poco dura
Lo bueno, si breve, dos veces bueno
Lo comido por lo servido
Lo cortés no quita lo valiente
Lo hallado no es hurtado
Lo mío, mío, y lo tuyo, de entrambos
Lo poco agrada, lo mucho enfada
Lo prometido es deuda
Lo que a unos mata, a otros sana
Lo que bien empieza, bien acaba
Lo que en los libros no está, la vida te lo enseñará
Lo que es moda no incomoda
Lo que mucho vale, mucho cuesta
Lo que no mata, engorda
Lo que no quieres para ti no lo quieras para mí
Lo que no se comienza, nunca se acaba
Lo que sea sonará
Lo que uno desecha, a otro aprovecha
Los amigos de mis amigos son mis amigos
Los años no pasan en balde
Los árboles no dejan ver el bosque
Los celos son malos consejeros
Los extremos se tocan
Los negocios son los negocios
Los niños y los locos dicen las verdades
Los tiempos cambian
Los toros se ven mejor desde la barrera
Los trapos sucios se lavan en casa

Refranes que empiezan con M

Mal de muchos, consuelo de tontos
Mañana será otro día
Manitas que no dais, ¿qué esperáis?
Manos frías, corazón caliente
Marido celoso no tiene reposo
Más sabe el diablo por viejo que por diablo
Más vale a quien Dios ayuda que a quien mucho madruga
Más vale algo que nada
Más vale buen callar que mal hablar
Más vale caer en gracia que ser gracioso
Más vale estar solo que mal acompañado
Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer
Más vale maña que fuerza
Más vale morir con honra que vivir con deshonra
Más vale pájaro en mano que ciento volando
Más vale pedir que hurtar
Más vale poco y bueno que mucho y malo
Más vale prevenir que curar
Más vale que sobre que no que falte
Más vale ser cabeza de ratón que cola de león
Más vale tarde que nunca
Más vale tener que desear
Más vale un mal arreglo que un buen pleito
Más vale un ‘toma’ que dos ‘te daré’
Más ven cuatro ojos que dos
Mejor dar que recibir
Mente sana en cuerpo sano
Mientras hay vida, hay esperanza
Mientras se gana algo no se pierde nada
Mucho ruido y pocas nueces
Muchos son los llamados y pocos los escogidos
Muerto el perro, se acabó la rabia

Refranes que empiezan con N

Nadie es perfecto
Nadie es profeta en su tierra
Nadie nace enseñado
Nadie puede ser juez y parte
Nadie se acuerda de Santa Bárbara hasta que truena
Nadie se meta donde no le llamen
Ni a rico debas ni a pobre prometas
Ni mesa sin pan, ni ejército sin capitán
Ni sábado sin sol ni mocita sin amor
Ni tras pared ni tras seto, digas tu secreto
Ningún jorobado ve su joroba
No basta ser bueno sino parecerlo
No cantes gloria hasta el fin de la victoria
No con quien naces sino con quien paces
No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy
No echéis margaritas a los cerdos
No es lo mismo ser que parecer
No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia
No es más rico quien más tiene sino el que menos necesita
No es menos saber guardar que saber ganar
No es oro todo lo que reluce
No es tan bravo el león como lo pintan
No hay enemigo pequeño
No hay felicidad completa
No hay mal que cien años dure
No hay mal que por bien no venga
No hay mayor desprecio que no hacer aprecio
No hay mejor maestra que el hambre
No hay palabra mal dicha si no fuese mal entendida
No hay peor ciego que el que no quiere ver
No hay peor sordo que el que no quiere oír
No hay que empezar la casa por el tejado
No hay que fiarse de las apariencias
No hay que llorar al muerto sino al vivo
No hay que mentar la soga en casa del ahorcado
No hay que mezclar churras con merinas
No hay que vender la piel del oso antes de haberlo cazado
No hay regla sin excepción
No hay rosa sin espinas
No hay tesoro como la salud
No hay vida sin muerte, ni placer sin pesar
No mata la carga, sino la sobrecarga
No muerdas la mano del que te da de comer
No ofende quien quiere sino quien puede
No por mucho madrugar amanece más temprano
No se ganó Zamora en una hora
No se hizo la miel para la boca del asno
No se puede estar en misa y repicando
No se puede hacer tortilla sin romper los huevos
No se puede satisfacer y agradar a todos
No sólo de pan vive el hombre
No son todos los dedos de la mano iguales
No todo el monte es orégano
No todo sale como uno quiere
Nuestro gozo en un pozo
Nunca des consejo al que no te lo pide
Nunca digas ‘De esta agua no beberé’
Nunca es tarde, si la dicha es buena
Nunca falta un roto para un descosido
Nunca llueve a gusto de todos
Nunca segundas partes fueron buenas

Refranes que empiezan con O

Obras son amores, que no buenas razones
Ojo por ojo, diente por diente
Ojos que no ven, corazón que no siente
Ojos verdes, duques y reyes
Oración de perro no va al cielo
Otro vendrá que bueno me hará

Refranes que empiezan con P

Padre comerciante, hijo caballero, nieto pordiosero
Pan con pan, comida de tontos
Pan para hoy, y hambre para mañana
Para el amor no hay edad
Paso a paso se va lejos
Perro ladrador, poco mordedor
Piensa el ladrón que todos son de su condición
Piensa mal, y acertarás
Poderoso caballero es don Dinero
Por el interés, te quiero Andrés
Por la boca muere el pez
Por un oído me entra y por otro me sale
Por un perro que maté, mataperros me llamaron
Preguntando se va a Roma
Pronto y bien, rara vez juntos se ven

Refranes que empiezan con Q

¿Quién le pone el cascabel al gato?
Querer es poder
Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija
Quien a hierro mata, a hierro muere
Quien anda por la mar, aprende a rezar
Quien bien te quiere, te hará llorar
Quien busca, halla
Quien calla, otorga
Quien canta, sus males espanta
Quien con fuego juega, se quema
Quien con niños se acuesta cagado amanece
Quien da primero, da dos veces
Quien deja de ser amigo, no lo fue nunca
Quien esté libre de culpa, que tire la primera piedra
Quien fue a Sevilla, perdió su silla
Quien fue cocinero antes que fraile, lo que pasa en la cocina bien sabe
Quien ha jugado, jugará
Quien ha oficio, ha beneficio
Quien hace lo que puede, no está obligado a más
Quien hace un cesto, hace ciento
Quien hizo la ley hizo la trampa
Quien llega tarde, ni oye misa ni come carne
Quien mal anda, mal acaba
Quien más pone, más pierde
Quien más tiene, más quiere
Quien menos vale, más presume
Quien mucho abarca, poco aprieta
Quien mucho duerme, poco aprende
Quien mucho habla mucho yerra
Quien mucho ofrece, poco da
Quien no avanza, retrocede
Quien no oye consejo, no llega a viejo
Quien no se arriesga, no pasa la mar
Quien no siembra, no recoge
Quien no te conoce que te compre
Quien no tenga cabeza, que tenga pies
Quien paga, manda
Quien ríe el último ríe mejor
Quien roba a un ladrón, tiene cien años de perdón
Quien se pica, ajos come
Quien siembra vientos, recoge tempestades
Quien tarde llega, come de lo que queda
Quien te da un hueso, no te quiere ver muerto
Quien tiene un amigo tiene un tesoro
Quien todo lo niega, todo lo confiesa
Quien todo lo quiere, todo lo pierde

Refranes que empiezan con R

Rectificar es de sabios

Refranes que empiezan con S

Sabio es el que poco habla y mucho sabe
Salir de Guatemala y entrar en Guatepeor
Santa Rita, Rita, Rita, lo que se da no se quita
Sarna con gusto, no pica
Se dice el pecado pero no el pecador
Si a tu vecino quieres mal, métele las cabras en el olivar
Si bien me quieres, trátame como sueles
Si la envidia fuera tiña, ¡cuántos tiñosos habría!
Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña
Si no hace viento, no hace mal tiempo
Si no puedes con tu enemigo, únete a él
Si no quieres una taza, taza y media
Si quieres vivir bien, da y ten
Siempre que ha llovido ha escampado
Siempre quiebra la soga por lo más delgado
Siempre sale a hablar quien tiene por qué callar
Sobre gustos no hay nada escrito
Sólo se vive una vez
Soplar y sorber, no puede ser

Refranes que empiezan con T

Tal amo, tal criado
Tal para cual, dijo el pardal
Tanto tienes, tanto vales
Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe
Ten siempre una vela encendida por si otra se apaga
Tirar la piedra y esconder la mano
Todo llega a su tiempo
Todo lo nuevo agrada
Todo lo puede el amor
Todo se pega menos la hermosura
Todos los caminos llevan a Roma
Todos somos hijos de Eva, sino que nos diferencia la seda
Tras cornudo, apaleado
Tras la tempestad, viene la calma
Tu secreto, ni al más discreto

Refranes que empiezan con U

Un clavo saca otro clavo
Un médico cura, dos dudan, tres muerte segura
Un tropezón cualquiera da en la vida
Una aguja en un pajar, es difícil de encontrar
Una imagen vale más que mil palabras
Una oveja mala, el rebaño entero daña
Una vez te casarás y mil te arrepentirás
Unos nacen con estrella y otros estrellados
Unos por otros, la casa sin barrer
Unos tanto y otros tan poco
Unos tienen la fama, y otros cardan la lana

Refranes que empiezan con V

Vanse los amores y quedan los dolores
Vemos la paja en el ojo ajeno, y no vemos la viga en el nuestro
Vísteme despacio, que tengo prisa

Refranes que empiezan con Z

Zapatero, a tus zapatos

Sin comentarios

Esta frase hecha aún no tiene comentarios.

Deja un comentario...

Usa este formulario para dejar un ejemplo de cómo usarías esta frase hecha:


Puedes usar los siguientes códigos XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> .