Estar en la picota

La frase hecha “estar en la picota” significa quedar en evidencia o haber perdido crédito después de conocerse los errores cometidos. También se utiliza “poner en la picota” cuando  un tercero fuerza la situación y puede significar lo mismo que “Estar en el ojo del huracán”, “estar en el candelero” o “estar cuestionad@.

Al hablar de la frase hecha “estar en la picota” automáticamente me vienen a la cabeza los entrenadores de fútbol. Solos en sus banquillos, a menudo con pocos apoyos y muchas críticas, representan el eslabón más débil de la cadena.

Cuando los equipos llevan varios partidos sin ganar, los entrenadores son los primeros cuestionados por los aficionados y los medios de comunicación. Ya “están en la picota” y luego suelen ser destituidos.

 

Origen y significado de la frase hecha “estar en la picota”

Os preguntaréis de dónde viene la expresión “estar en la picota”. Pues bien, la picota era una columna de piedra terminada en punta que solía construirse a la entrada o en el centro de muchos pueblos de España y que se usaba como escarmiento por haber cometido un delito.

A veces los encontrados culpables eran expuestos públicamente para que la gente se burlara de ellos; otras incluso se mostraban sus cabezas una vez ya se les había dictado sentencia. ¡Qué tradición tan terrible y cruel! ¿No os lo parece?

La horrible práctica sembró tanto terror entre la población que la expresión sobrevivió a lo largo de los siglos y fue amoldando su significado a los nuevos tiempos.

 


Escrito por Alex en Octubre 3rd, 2014 con sin comentarios.
Leer más frases en Todas.

Frases hechas relacionadas