Echarle a uno el muerto

Bien es sabido que en muchos casos la gente trata de eludir la responsabilidad por haber cometido un acto que no debía y pretende cargar a otros con la culpa. Precisamente eso significa “echarle a uno el muerto”, atribuir a alguien la responsabilidad de algo que no ha hecho.

Esta frase hecha es muy usada y se puede aplicar en multitud de situaciones. En cualquiera donde alguien quiera “echar el muerto” a otra persona, grupo o institución.

Se me ocurre, por ejemplo, que, en un ambiente doméstico, la mujer haya encargado al marido poner la lavadora. Al llegar a casa por la noche, se encuentra con la ropa sin lavar y le pide explicaciones. “Me ha dicho Luis (su hijo común) que la ponía él”, responde. Buena forma de “echarle el muerto”, pero no cuela.

Origen y significado de la frase hecha “echarle a uno el muerto”

El origen de la expresión “echarle a uno el muerto” se remonta a la Edad Media. Según las leyendas de la época, los habitantes de los pueblos tenían que pagar una multa cuando se encontraba un cadáver de una persona muerta de forma violenta y no se esclacería su autoría.

Así, para librarse de la sanción, los vecinos tiraban de ingenio e ideaban fórmulas de lo más variopinto. Una de ellas era ocultar el descubrimiento, y otra era meter el cadáver en un saco negro y por la noche echarlo a territorio de otro pueblo vecino. “Echar el muerto a otro pueblo” significaba atribuirle la responsabilidad de un asesinato.

 


Escrito por Alex en octubre 1st, 2014 con sin comentarios.
Leer más frases en Todas.

Frases hechas relacionadas