Dejar en la estacada

La frase hecha “dejar en la estacada” nació en un contexto guerrero, pero su uso se ha extendido a otros ámbitos de la vida. Según la RAE, “dejar a alguien en la estacada” significa “abandonarlo, dejándolo comprometido en un peligro o mal negocio”.

Es decir, en ciertas ocasiones se puede utilizar como sinómico de “dejar plantado”. Por ejemplo, dos novios que se van a casar quedan con el padre de de uno de ellos (pongamos del novio) para que dé su aprobación al enlace, pero el novio se ausenta con cualquier excusa.

La situación es muy incómoda para la novia. Su futuro marido “le ha dejado en la estocada. No le deja en una situación de vida o muerte, pero sí en un difícil trance. Como diría la RAE, en un muy “mal negocio”.

 

Origen y significado de la frase hecha “Dejar en la estacada”

La expresión “dejar en la estacada” tiene su origen en la Edad Media, cuando las “estacadas” eran campos de batalla o de juegos delimitados por estacas donde se celebraban desfiles solemnes, torneos y otras competiciones entre caballeros.

Según explica Rodríguez Marín en su edición crítica del Quijote, “de aquí se llamó figuradamente quedar o quedarse en la estacada a ser vencido en una disputa, o perder en una empresa, y poner o dejar a uno en la estacada, a matarlo o abandonarlo en un grave peligro o asunto peligroso”.


Escrito por Alex en Septiembre 29th, 2014 con sin comentarios.
Leer más frases en Todas.

Frases hechas relacionadas