Cursi

Esta expresión, muy empleada en castellano, se refiere a algo excesivamente meloso, empalagoso o refinado, que pretende ser profundo pero en realidad es superficial.

Aunque las acepciones de la RAE, tanto la referida a una persona, “Que presume de fina y elegante sin serlo”, como a una cosa, “Que, con apariencia de elegancia o riqueza, es ridícula y de mal gusto”, no la vinculan con el amor, es inevitable que se asocie a ese sentimiento.

Por ejemplo, suele tacharse de “cursi” una declaración de amor que sobrepasa la línea de lo romántico, del tipo “Si amarte fuera un crimen, yo sería el más buscado” o, como dice una canción de Quijano, “Ya tengo en ti todo lo que pedí a los Reyes Magos cuando les escribí”. Cursi, ¿verdad?

Origen y significado de la frase hecha “Cursi”

Existen varias hipótesis sobre el origen de la expresión “cursi”. Algunos autores lo sitúan en el término árabe Kursi, que podría significar figurón. Otras dos versiones, cada cual más graciosa, nos llevan al Cádiz del siglo XIX y a sus famosas chirigotas de carnaval.

Las letras de las coplas gaditanas recordaban con guasa la finura de ciertas personas y podrían haber derivado en la palabra “cursi”. Una primera chirigota hizo burla de las relamidas hijas del sastre francés Sicourt: “Las niñas de Sicourt, Sicourt, Sicourt…”, cantaban. De repetir el escribillo, Sicourt acabó convirtiéndose en “court-si”.

La otra copla estaba dirigida a dos señoritas ricas y huérfanas. Por Cádiz se recuerdan sus extravagancias y la originalidad de sus atuendos. Se apellidaban Tessi de primero y Curt de segundo, de manera que el gracejo andaluz y el acento transformaron “Tesicurt” en “Curtsi”.

 


Escrito por Alex en septiembre 24th, 2014 con sin comentarios.
Leer más frases en Todas.

Frases hechas relacionadas