A buenas horas mangas verdes

A buenas horas mangas verdes es la expresión que suelo utilizar en esas ocasiones que me estoy duchando con agua fría porque no sale caliente ni pegando patadas a la bombona. Y después de haber gritado como alma que lleva el diablo y cuando ya he pasado todo ese calvario, llega un chorrazo de agua hirviendo de esos que te escaldan la piel.
En estos casos, y siendo muy generoso, suelo usar la expresión a buenas horas mangas verdes aunque lo lógico es cagarse en todo lo que se menea.

Es decir, hacemos uso de ella en aquellos sucesos o situaciones que son esperados ansiadamente y se producen a destiempo, cuándo ya no valen para nada. También cuando esperas la colaboración de alguien y éste llega cuándo su ayuda no es necesaria. (En este caso, podemos combinarla con “irse por los cerros de Úbeda”).

Origen de la frase hecha A buenas horas mangas verdes

En la época de los Reyes Católicos, sobre 1476, se creó un ejército para prestar auxilio ante cualquier emergencia al que se le llamó “el ejercito de los mangas verdes” (Cuerpos de la Santa Hermandad). Parece ser que este ejército, no era especialmente puntual a la hora de auxiliar porque cuando llegaban al lugar ya estaba todo echado a perder, y cuando llegaban, si tenía solución ya lo habían resuelto los lugareños. De ahí que les reprocharan “¡A buenas horas, mangas verdes!”.

 

Os animo a que con vuestros comentarios dejéis ejemplos de uso de esta frase hecha!!!!


Escrito por Frases hechas en Mayo 1st, 2013 con 3 comentarios.
Leer más frases en en español and Todas.

Frases hechas relacionadas